Menu

La educación a través de las eras

Educación:

La educación puede tener diversas concepciones, dependiendo de  la perspectiva desde la cual se defina. Por ejemplo, el término educación puede referirse al proceso de transmitir conocimientos de índole científico, elementos culturales como los valores y normas de convivencia, y otros. Puede ser sinónimo de instruir o formar a un ser según los estándares de la sociedad donde se desenvuelve, siendo esta la segunda definición. La educación es un proceso dinámico: constantemente se desarrollan nuevas maneras de transmitir los elementos antes mencionados para que el sujeto bajo formación o educando comprenda mejor el mundo y la sociedad, y de esta forma puede formar su identidad y adaptarse a ella de la mejor manera.

A través del tiempo, la educación ha tenido el mismo propósito:

Proveer al individuo la base científica para conocer el mundo, así como también transmitir los principios y valores que la sociedad considera necesarios para que se desarrolle y relacione de manera cordial con sus congéneres, y estimularlo a ir más allá de lo que sele enseñó. 

De tal manera que la educación puede ser de varios tipos.

Tipos de Educación:

  • Formal, cuando es impartida en escuelas o institutos que otorgan un certificado al estudiante.
  • No formal, cuando se dictan cursos o especializaciones en academias que no entregan dicho certificado, por lo cual el estudiante no tiene aval de su conocimiento más que cuando lo pone en práctica o es interrogado al respecto.
  • La educación informal que es la adquirida fuera de los salones de clase, más que todo en los círculos sociales.

Bajo estas premisas, podemos concluir que la educación en formal es relativamente reciente, puesto que en la edad antigua la educación se impartía con distintos sistemas. Por ejemplo, en la cultura hebrea se transmitían los conocimientos de padres a hijos, siendo la escuela el propio hogar. Allí el niño aprendía los conocimientos básicos que requería, e igualmente aprendía el oficio familiar para trabajar en ello en el futuro. Por otra parte, las culturas griega, china e hindú contaban con un estilo de “escuela”, donde un maestro impartía conocimientos a los alumnos que quisieran acudir a su casa. De este estilo eran las escuelas de filosofía y otras semejantes. Al llegar la edad media, el cristianismo asume la labor de la educación, y se empezaron a crear universidades. Luego llegó el Renacimiento, y con él el concepto humanista de la educación.

Como ya se mencionó, en los inicios de las edades la educación se enfocaba en transmitir conocimientos de una generación a otra, elementos necesarios para la supervivencia y la correcta relación con la sociedad y el ambiente.

Posteriormente, los estudios comenzaron a enfocarse en aspectos específicos, como la filosofía (el amor a las ciencias), la medicina o salud, entre otros. Luego el interés por el mundo y su funcionamiento, y fue allí cuando se desarrollaron en profundidad las matemáticas, geografía, física, química, entre otros. Dichos trabajos iniciados en Italia, Grecia y otros países europeos, fueron continuados por hombres valientes e inteligentes que formularon y probaron teorías como Isaac Newton, Nicolás Copérnico, Galileo Galilei; u otros que se aventuraron a descubrir el mundo como Cristóbal Colon o Fernando de Magallanes.

Fernando Magallanes:

Y finalmente llegamos a la era industrial, que dio paso a los actuales sistemas educativos en la edad contemporánea, trayendo consigo el desarrollo de currículos con cátedras que requiere un individuo para trabajar en una industria o empresa, currículos que han sido actualizados pero que siguen basados en la concepción de un mundo industrial.

Este modelo educativo está organizado en diferentes etapas de educación.

 

Etapas de la educación:

  • Educación básica.
  • Educación media.
  • Educación superior.

 

La educación básica se imparte en los primeros años de vida, puede iniciar con un período de pre-escolar (dependiendo del país y sus regulaciones) o empezar directamente con la etapa escolar. Aquí se imparten los conocimientos más básicos para que el individuo desarrolle su concepción del mundo.

Posteriormente, en la educación media se amplían dichos conocimientos y se introducen elementos científicos, con miras a que el estudiante esté capacitado para comprender los elementos primordiales de la ciencia, y también pueda empezar a desarrollar su preferencia por alguna rama en específico. Y luego está la educación superior, donde el individuo escoge un campo donde le gustaría especializarse, ya sea en ingeniería, salud, letras, entre otros.

 

Actualmente, muchos indican que la era industrial ha llegado a su fin, y que ahora nos encontramos en la era de la comunicación y la tecnología. Con ello se afirma que el sistema educativo está quedando obsoleto, pues la educación formal ya no es suficiente para capacitar al individuo. Ahora, el mundo se concibe como algo más que ciencias. Hay un creciente interés en otros campos del conocimiento, como las artes y la fotografía por mencionar algunos. Esto tiene que ver con el desarrollo de la tecnología, que ha optimizado muchas tareas y ha dado un giro a otras actividades lo cual las ha vuelto más atrayentes para los estudiantes. De hecho, muchas de las nuevas profesiones que han surgido se basan en educación no formal o informal, desarrollada sin una base científica como el mundo estaba acostumbrado, pero que no por ello dejan de ser válidas. La sociedad apenas está reaccionando a esta nueva realidad, pero se continúa intentando ajustar estos elementos postmodernos al paradigma industrial, lo cual es un error. Y un elemento de este paradigma que debe ser cambiado es el sistema evaluativo, que resulta muy injusto en muchas ocasiones.

Cada ser humano es distinto, con capacidades y habilidades que los diferencian de los demás, lo cual debería ser tomado en cuenta y no simplemente esperar que todos
respondan de igual manera ante una evaluación o situación dada.

 

Es momento de dar paso a las nuevas generaciones y con ello a las ideas y cambios que proponen.

Los estudiantes somos el futuro del país.

Como se mencionó al inicio, la educación es un proceso dinámico, y esto se puede constatar con el repaso que acabamos de realizar sobre la evolución de la misma a través de las edades. Esto confirma que estamos ante un hito histórico, una época de cambios que darán paso a una nueva etapa de la educación.

Modificado por última vez enMartes, 30 Octubre 2018 16:12
Valora este artículo
(8 votos)

Comentarios (0)

There are no comments posted here yet

Deja tus comentarios

  1. Posting comment as a guest. Sign up or login to your account.
0 Characters
Archivos adjuntos (0 / 3)
Share Your Location
volver arriba