Menu

Educar en Valores: Educar en Perseverancia

Para el excepcional músico Beethoven, el genio se compone de un 2% de talento y un 98% de perseverancia en el proyecto. Puede que esto no sea exactamente así, pero lo cierto es que la perseverancia es una cualidad esencial a la hora de conseguir nuestras metas y objetivos. Es por ello que enseñar a nuestros hijos a perseverar es prácticamente darles la llave maestra para solucionar cualquier dificultad o problema que se les presente en la vida.

Sin embargo, una persona no aprende a perseverar, insistir y a mantenerse firme en sus objetivos sin una buena educación. Si no hacemos hincapié en ayudarles a entender la importancia de no desistir y persistir en sus proyectos, lo más probable es que se dejen llevar por el desánimo y la frustración ante problemas y no sean constantes en su trabajo.

Pero, ¿qué hacer para que aprendan a desarrollar la perseverancia?

educar en valores educar en perseverancia

Educar en perseverancia

  1. Desdramatiza sus fracasos. Quita importancia a los errores, ya que son parte del proceso del éxito. Convéncele de que no pasa nada si las cosas no salen bien a la primera y trata de que cambie la frase "no lo voy a conseguir nunca" por "lo voy a volver a intentar". Es mucho más positiva y le dará ánimo para intentarlo las veces que haga falta.

  2. Anímale a actuar. Ayúdale a plantearse metas realistas y alcanzables, aunque sean más o menos difíciles. Apoya siempre sus iniciativas.

  3. Organización. Ayúdale a organizar su tiempo y las tareas a realizar. Pensad en ellas y repasad los pasos necesarios para conseguir hacerlas. Esto es muy importante porque es común que los niños se pongan nerviosos y se bloquean cuando tienen que hacer algo nuevo.

  4. No hagas las cosas por él. Nunca hagas por él las cosas que tu hijo sepa hacer bien solo. El hacer las cosas por su cuenta le dará autonomía, seguridad y confianza. Pero asegúrate de que las actividades y tareas que le encargas son adecuadas para él.

  5. No exijas perfección. No exijas ni esperes de él un resultado perfecto. Si haces esto le generarás excesiva presión y con frecuencia problemas de autoestima. Refuerza sus logros con palabras de ánimo, haciendo hincapié en aquello que haya mejorado. El orgullo de los padres por los avances de su hijo será el mejor incentivo para que se proponga mejorar y realizar otros nuevos. 

Modificado por última vez enViernes, 04 Noviembre 2016 14:15
Valora este artículo
(3 votos)

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0 / 600 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-600 caracteres
Your comments are subjected to administrator's moderation.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios
volver arriba