Menu

Tiempo de Exámenes

¡Ya está aquí! La época de tirarse de los pelos, dormir mal y sudar gotas tan frías que antes de resbalar por el cuello quedan petrificadas. “The Exam Time is coming

Como bien sabemos todos, o bueno, todos los que hayamos tenido que estudiar alguna vez, una de las épocas más atareadas del año es la época de exámenes.

Ten paciencia amigo estudiante:      

Lo principal y a modo de consejo: nunca hay que desesperarse, tenemos que aprender a organizar bien nuestros horarios, pero claro, como ya tenemos demasiadas cosas para aprender y estudiar, no hay tiempo para aprender a organizarnos y poder rendir al máximo. Así que, espero que ya hayas hecho un “planning” antes.

Quien ya tenga un plan de estudio conseguirá. gracias a su organización, reducir y evitar las situaciones de gran estrés.

tiempo de examenes

Pero si en cambio somos de los que no tenemos un plan, y no tienes tiempo para organizarte, sal de casa, ve a la biblioteca, ponte los cascos y gruñe le al alumno sentado a tu lado cada vez deje caer el bolígrafo, y sí, tu y yo sabemos que lo hace adrede.

Muchos de vosotros os preguntareis cómo es posible que las mismas personas saquen la misma nota, siempre. Yo soy uno de los que también se lo pregunta.

Yo he llegado a pensar que podían estar pagando a los profesores, “tenerlos en nómina”, pero visto todos los aprobados he llegado a la conclusión de que no existe la posibilidad dado el alto coste que supondría.

Es por eso que creo que debieron seguir uno de estos consejos “pre-examen”:

Organización:       

Lo principal en la vida del estudiante es la seriedad y la responsabilidad, que lógicamente brilla por su ausencia.

Si el alumno como individuo fuera una persona seria, madura y responsable debería saber que siempre es bueno seguir todas las clases, tomar apuntes, ordenarlos y leerlos al llegar a casa, de esta forma estamos más familiarizados con el material que debemos aprender y a la hora de estudiar ya tendría una idea del tema, o por lo menos sabría de que trata la asignatura.

También, y como hablamos un poco antes, es bueno organizarse, dar cierto tiempo a cada asignatura, estudiar varias asignaturas al mismo tiempo puede resultar complicado y confuso, por lo tanto lo mejor es ir aprendiendo, si es posible, una por una.

Esto podemos lograrlo si comenzamos a estudiar con bastante tiempo de anticipación.

 

Ese momento crucial que debe vivir todo estudiante:

Uno de los instantes más intensos para todos los estudiantes suele ser aquel en el que tenemos que sentarnos delante de nuestros libros y apuntes y tomar la decisión de ponernos a estudiar.

1.     Primera opción, y la que todos nos planteamos por lo menos durante unos instantes:

¡Hoy, hoy me pongo serio! ¡De hoy no pasa! ¡Hoy voy a estudiar como una mula!

Suele ser un buen comienzo para motivarnos, lástima que ponerse a estudiar no sea tan fácil como decirlo.

2.     Segunda opción, y a veces, aunque incorrecta, suele ser la más utilizada:

“… total para el tiempo que tengo, entre que me pongo a estudiar y no ¡Lo dicho! Hoy ya no hago nada, mañana me levanto pronto y hago el doble. ¡Seguro!

Soluciones a la falta de tiempo:

Si no nos queda mucho tiempo de estudio lo mejor que podemos hacer para aprender rápido son esquemas y mapas conceptuales, de esta forma nuestra memoria visual se agilizará y aprenderemos más rápido. También es importante leer y comprender cada término que estamos estudiando, cuando surjan dudas es preciso consultarlas, bien a un compañero o profesor, para poder entender completamente el tema.

Época de Examanes, paciencia.

Ideas que pueden ayudar a conseguir el aprobado:       

Una buena idea antes de los exámenes y que deberíamos hacer es reunirnos con uno o dos compañeros para charlar sobre el tema, preguntar aquellas cosas que no tenemos muy claras y explicar lo que nosotros si entendamos.

(Nota: Estas charlas acaban con un café de máquina y planificando la siguiente cena de clase, ¡Cuidado! ).

Según estudios cuando una persona debate y habla sobre un tema profundiza su conocimiento sobre el mismo. Si tenemos la capacidad para debatir sobre la asignatura quiere decir que ya casi lo tenemos listo.

Día anterior al examen:

Por último, el día anterior al examen es esencial descansar bien, o lo que la mente y el cuerpo nos permita; de nada sirve quedarnos toda la noche estudiando, ya que cuando lleguemos al examen será muy difícil concentrarnos y hasta puede que nos olvidemos algunas cosas.

Modificado por última vez enLunes, 18 Diciembre 2017 20:56
Valora este artículo
(6 votos)

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0 / 600 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-600 caracteres
Your comments are subjected to administrator's moderation.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios
volver arriba