Menu

¿La educación es un negocio?

Por desgracia las instituciones que se encargan en prestar servicio educativo a millones de personas no se están enfocando en lo que deberían: prestar el mejor servicio posible.

La educación es un negocio.

Y es que muchos de estos centros de educación están más preocupados en la ganancias que pueden obtener mediante la educación, más tiempo libre, mejor sueldo, que de sus alumnos y estudiantes varios.

Es lógico pensar que una buena gestión financiera es importante ya que gracias a las ganancias que se obtienen se puede reinvertir el dinero y mejorar la universidad para ayudar en el crecimiento profesional de su estudiantes. Pero la realidad es otra, la mayoría de empresarios que gestionan este tipo de instituciones, tanto públicas como privadas, como en negocios relacionados con educación, desarrollan su actividad de una manera totalmente contraria a la que debería ser, las ganancias no son reinvertidas para lograr satisfacer las necesidades de sus miembros, sino todo lo contrario, se acorta el presupuesto y se empobrecen los servicios.

Muchos estudiantes comienzan a ver como su universidad envejece, sin nuevos equipos, apenas sin personal, libros desfasados y falta de herramientas prioritarias para el desarrollo su 
carrera.

Así es como se pierde el interés en ese grado.

Principales factores que deben tener en cuenta las entidades encargadas en ámbito de educación:

Como siempre uno de los factores más importantes es la parte humana, en otras palabras, tener en cuenta la opinión de las personas que están pagando cada semestre, ya que ellos son los que verdaderamente aportaran ideas o necesidades basadas en la experiencia del día a día.

Modificado por última vez enViernes, 11 Diciembre 2015 08:53
Valora este artículo
(5 votos)
volver arriba